Las ventanas son una parte importante y esencial de su hogar. Contribuyen tanto a la estética como a la funcionalidad. Dejan pasar la luz y la ventilación. Evitan la entrada de los elementos y ofrecen protección. También aíslan su casa contra la transferencia de calor no deseada.

Sin embargo, con el paso del tiempo puede notar que sus viejas ventanas de madera no funcionan como deberían. Es posible que sienta una diferencia de temperatura significativa al entrar en una habitación o que note una corriente de aire al sentarse junto a una ventana cerrada.

fugas ventana de mandera

¿Qué causa las fugas en las ventanas de madera?

 Estos son algunos de los factores más comunes de las fugas en las ventanas de madera:

Daños accidentales

Una de las causas más evidentes de las fugas en las ventanas es la rotura de cristales por daños accidentales. Puede deberse a la caída de una rama, a una pelota o otra forma de impacto contundente.

Los daños son inmediatos y suelen ser perceptibles. Sin embargo, algunas ventanas rotas pueden pasar desapercibidas durante semanas, mientras el aire y la humedad entran y salen libremente de la casa.

Por eso es importante inspeccionar las ventanas como parte de su rutina de limpieza. Y si nota que hay cristales rotos, debe reparar o sustituir la ventana lo antes posible.

 

Instalación incorrecta

Cuando se trata de la instalación de ventanas de madera, la precisión es la clave. Este no es un proyecto que quiera intentar hacer usted mismo o dejarlo en manos de cualquier contratista. 

Los profesionales de las ventanas reciben formación directa del fabricante sobre cómo instalar sus productos. Se necesitan conocimientos, habilidades y herramientas especializadas para realizar el trabajo correctamente. Un paso en falso o un error de medición puede provocar fugas y el fallo prematuro de las ventanas.

 

Mantenimiento deficiente

Las ventanas de madera, especialmente las antiguas, requieren más mantenimiento que otros materiales. 

Para mantenerlas en plena forma, debe lijar y repasar la madera natural cada pocos años. Esto ayudará a prolongar la vida de las ventanas

Altos niveles de humedad y daños por agua

El agua y las ventanas de madera no reaccionan bien juntas.

 Si se filtra en el conjunto, el agua puede congelarse, expandirse y crear huecos aún más grandes. 

Un poco de agua acumulada o decoloración alrededor del marco puede no parecer gran cosa al principio, pero si una fuga de agua se deja demasiado tiempo podría causar daños a la estructura de su casa.

fugas ventanas madera

Plagas e insectos

Los roedores y los insectos son pequeñas criaturas capaces de causar grandes daños. Pueden morder, roer, arañar y rascar el interior de su casa dejando grandes agujeros y huecos a su paso.

Estos se pueden notar en las ventanas de madera, las cuáles son muy vulnerables para este tipo de plagas.

 

Edad

Por último, pero no menos importante, las ventanas de madera se desgastan con el tiempo. Con un uso prolongado, los materiales empezarán a romperse y desgastarse.

Por eso es tan importante el mantenimiento de sus ventanas de madera. De lo contrario, empezarán a aparecer corrientes de aire y fugas.

Si descubre fugas en sus viejas ventanas de madera, puede intentar sellar los huecos con masilla, aislamiento o masilla para madera.

Pero si los daños en las ventanas de madera son más extensos, las reparaciones no serán suficientes.

Si desea sustituir sus ventanas de madera, por unas ventanas pvc de la más alta calidad y garantía, póngase en contacto con nosotros al 910 46 06 96 o en el formulario que aparece a continuación.

Puedes contactar con nosotros usando los siguientes medios:
Avda del Mediterráneo, 49 bajo. 28007 Madrid
910 460 696
info@silmaplastmadrid.es

2 + 3 =

El usuario acepta la política de privacidad si pulsa el botón «ENVIAR CORREO‘ que se encuentra en el formulario.